For more information, call: 573-331-3000

A-Z Health Topics


Return to Index

Cromo

Tipos de Complementos / Nombres Alternativos:

  • Picolinato de Cromo
  • Polinicotinato de Cromo
  • Cloruro de Cromo
  • Levadura de Cerveza Alta en Cromo

Uses

Principales Usos Propuestos

El cromo es un mineral que el cuerpo necesita en cantidades muy pequeñas, pero tiene una función significativa en la nutrición humana. La función más importante del cromo en el cuerpo es ayudar a regular la cantidad de glucosa (azúcar) en la sangre. La insulina tiene una función fundamental en este proceso biológico, al regular el movimiento de la glucosa hacia afuera de la sangre y hacia el interior de las células. Los científicos creen que la insulina utiliza el cromo como un asistente (técnicamente, un cofactor ) para "abrir la puerta" de la membrana de la célula, permitiendo así que la glucosa entre en la célula. En el pasado, se creía que, para conseguir esto, el cuerpo primero convertía el cromo en un químico mayor llamado factor de tolerancia a la glucosa (GTF por sus siglas en inglés). Se creía que el GTF intacto estaba presente en ciertos alimentos, como la levadura de cerveza y por esa razón tales productos eran descritos como fuentes superiores de cromo. Sin embargo, investigaciones posteriores indicaron que los investigadores estaban de hecho produciendo GTF sin querer durante del proceso de análisis químico. Los científicos ahora creen que no existe tal sustancia como el GTF. Mejor dicho, el cromo parece actuar conjuntamente con una proteína muy pequeña llamada sustancia de cromo de bajo peso molecular (LMWCr por sus siglas en inglés) para ayudar en la acción de la insulina. La LMWCr no se une permanentemente al cromo y no es una fuente probable de cromo en los alimentos. 83-85
Basándose en la cercana relación del cromo con la insulina, este microelemento mineral ha sido estudiado como tratamiento para la diabetes. Los resultados han sido generalmente positivos: Parece probable que los complementos de cromo puedan mejorar el control de los niveles de azúcar en algunas personas con diabetes. El cromo también parece ser útil en el metabolismo del azúcar en la sangre. Un estudio también sugiere que el cromo podría ayudar a bajar de peso, pero otros estudios no lograron descubrir este efecto.

Requerimientos/Fuentes

Las recomendaciones oficiales de los Estados Unidos para el consumo diario son las siguientes:
  • Bebés de 0 - 6 meses, 0.2 mcg
    de 7 - 12 meses, 5.5 mcg
  • Niños de 1 - 3 años, 11 mcg
    de 4 - 8 años, 15 mcg
  • Hombres de 9 - 13 años, 25 mcg
    de 14 - 50 años, 35 mcg
    de 50 años y mayores, 30 mcg
  • Mujeres de 9 - 13 años, 21 mcg
    de 14 - 18 años, 24 mcg
    de 19 - 50 años, 25 mcg
    de 50 años y mayores, 20 mcg
  • Mujeres embarazadas, 30 mcg (29 mcg si tienen 18 años o menores)
  • Mujeres lactando, 45 mcg (44 mcg si tienen 18 años o menores)
Alguna evidencia sugiere que la deficiencia de cromo podría ser relativamente común. 1,86 Sin embargo, esto aún no ha sido demostrado y el asunto en cuestión en muy complicado por el hecho de que nos falta una prueba eficiente para identificar la deficiencia de cromo. 2
La deficiencia grave de cromo sólo ha sido apreciada en personas hospitalizadas que están recibiendo alimentación intravenosa. Los síntomas incluyen problemas con el control de los niveles de azúcar en la sangre que no pueden ser corregidos sólo con insulina.
El tratamiento con corticosteroides podría provocar pérdida de cromo en la orina. 3 Es posible que esta pérdida de cromo podría contribuir a la diabetes inducida por corticosteroides.
El cromo se encuentra en el agua para beber, en especial el agua dura, pero las concentraciones varían ampliamente. Muchas buenas fuentes de cromo, como el trigo integral, se reducen de este importante mineral durante el proceso. Las fuentes más concentradas de cromo son la levadura de cerveza (no nutricional o levadura de torula) y el hígado de ternera. Dos onzas de levadura de cerveza o 4 onzas de hígado de ternera proporcionan entre 50 y 60 mcg de cromo. Otras fuentes buenas de cromo son los granos enteros, la cerveza y el queso.
Calcio el carbonato de calcio interfiere con la absorción de cromo. 4

Dosis Terapéuticas

La dosis de cromo utilizada en los estudios oscila entre 200 a 1,000 mcg diarios. Sin embargo, podría haber posibles riesgos con dosis más altas de cromo (vea Temas de Seguridad ).
Algunos productos declaran que contienen "cromo GTF." Algunos de estos productos son fabricados de levadura de cerveza, la cual alguna vez se pensó contenía GTF. Otros contienen cromo como el nicotinato de cromo, el cual tiene un ligero parecido con la sugerida molécula GTF. Sin embargo, como ya no se cree que exista el GTF, esta declaración debería ser ignorada.

Usos Terapéuticos

El cromo ha sido estudiado principalmente por sus posibles beneficios para mejorar el control de los niveles de azúcar en la sangre en las personas con diabetes . Varios estudios, aunque no todos, sugieren que las personas con diabetes de inicio en la etapa adulta (tipo 2) podrían mostrar alguna mejoría cuando se les suministran dosis apropiadas de cromo. 5,43,44,45,47-48 Un estudio sugiere que el cromo también podría ser útil para la diabetes que se desarrolla durante el embarazo . 6 Además, las personas no diabéticas con daño ligero en el control de los niveles de azúcar en la sangre podrían conseguir mejor control de ésta con los complementos de cromo. 7–10 Ya que se cree que un daño ligero en el control de azúcar en la sangre incrementa los riesgos de padecer una enfermedad cardíaca, los complementos de cromo podrían ayudar a reducir los índices de enfermedad cardíaca.
El cromo ha sido vendido como "quema grasa" y también se ha dicho que ayuda a construir tejido muscular, Aunque la mayoría de los estudios que están evaluando la capacidad del cromo para estimular la pérdida de peso no han encontrado beneficios, el estudio más grande sí encontró cierta evidencia de que el cromo puede aumentar la pérdida de grasa. 11 - 21
Los estudios que evaluaron el cromo como un potenciador del rendimiento o como estimulante para formar masa muscular han arrojado resultados casi negativos en su totalidad. 23 - 31,87
Los estudios que se han hecho sobre si el cromo puede mejorar los niveles de colesterol han arrojado resultados contradictorios. 32 - 40 Sin embargo, un estudio sugiere que el cromo combinado con extracto de semillas de uva podría tener efectos benéficos. 41 Además, entre las personas que toman bloqueadores beta, el cromo podría elevar los niveles de colesterol ("bueno") HDL. 42
Un estudio doble ciego controlado con placebo altamente preliminar descubrió indicios de que el cromo podría ser útil para la depresión . 46
Según algunas autoridades, un control dañado en los niveles de azúcar en la sangre, el colesterol alto, la pérdida de peso y la presión arterial alta todos son parte de un gran panorama, llamado síndrome metabólico del cromosoma X. Ya que el cromo podría ser útil para las tres primeras enfermedades, la deficiencia de cromo ha sido declarada como la causa de esta enfermedad. Sin embargo, esto no ha sido probado y la existencia del síndrome del metabolismo del cromosoma X es en sí controversial.
El cromo también ha sido propuesto como un tratamiento para el acné , los dolores de cabeza por migraña y la psoriasis , pero hasta el momento no existe evidencia real de que funcione.

¿Cuál Es la Evidencia Científica del Cromo?

Diabetes

Alguna evidencia apoya el uso del cromo para la diabetes tipo 2 (aparecida en la etapa adulta), así como para otros tipos de diabetes.
En un estudio doble ciego, controlado por placebo , a 180 personas con diabetes tipo 2 se les suministró, 200 mcg de picolinato de cromo o una dosis más alta de picolinato de cromo - (1,000 mcg) diarios. Las personas que tomaron 1,000 mcg mostraron mejorías notables en los niveles de azúcar en la sangre. Beneficios menores pero aun así significativos también fueron apreciados en el grupo con 200 mcg pero no en el grupo con placebo. 43
Un estudio doble ciego en 78 personas con diabetes tipo 2 comparó dos tipos de cromo (de levadura de cerveza y el cloruro de cromo) contra un placebo. 44 Este estudio cruzado bastante complejo consistió de cuatro intervalos de 8 semanas de tratamiento en orden aleatorio. Los resultados en los 67 participantes que completaron el estudio mostraron que los dos tipos de cromo mejoraron significativamente el control de azúcar en la sangre.
También se apreciaron resultados positivos en un estudio doble ciego controlado con placebo en 50 personas con diabetes tipo 2. 45 Sin embargo, algunos estudios no han logrado descubrir beneficios para las personas con diabetes tipo 2. 47,48
Un estudio controlado con placebo en 30 mujeres con diabetes relacionada con el embarazo , descubrió que los complementos de cromo (en una dosis de 4 a 8 mcg de picolinato de cromo por cada kilogramo de peso corporal) mejoraron significativamente el control de azúcar en la sangre. 49
El cromo también podría ser útil para tratar la diabetes provocada por el tratamiento con corticosteroides . 50,51

Mejor Control de Azúcar en la Sangre en Personas Sin Diabetes

Muchas personas desarrollan una deficiencia en la respuesta a la insulina (resistencia a la insulina) y una ligera anormalidad en los niveles de azúcar. Pequeños estudios doble ciego han descubierto que los complementos de cromo podrían ser de ayuda. 52 - 55 aunque un estudio no encontró beneficio. 56 Otro pequeño estudio doble ciego descubrió que el cromo mejoró la respuesta del cuerpo a la insulina entre personas con sobrepeso en riesgo de desarrollar diabetes. 57 Existe creciente evidencia de que una ligera deficiencia en el control de azúcar en la sangre aumenta el riesgo de la enfermedad cardíaca (vea a continuación Prevención de Enfermedad Cardíaca), sugiriendo que los complementos de cromo podrían ser útiles.

Pérdida de Peso ("Quema Grasa")

La evidencia es contradictoria en si el cromo es una ayuda efectiva para reducir peso o mejorar la composición corporal (mejorar la proporción entre tejido graso y tejido sin grasa).
En un estudio, se les suministró a 219 persona placebo o de 200 a 400 mcg de picolinato de cromo diarios. 58 A los participantes no se les aconsejó que siguieran alguna dieta en particular. Durante un periodo de 72 días, las personas que tomaron cromo experimentaron significativamente pérdida de peso en comparación con aquellos que no tomaron cromo, por encima de 2 -1/2 libras versus 1/4 de libra. De manera interesante, las personas que tomaron cromo de hecho desarrollaron masa corporal sin grasa, así que la pérdida de tejido muscular fue incluso más dramática: Por encima de 4 libras versus menos de 1/2 libra. Sin embargo, una tasa marginal tan alta hace que los resultados de este estudio sean un tanto dudosos.
Sin embargo, en otro estudio doble ciego realizado por el mismo investigador, se les suministró placebo o 400 mcg de cromo al día a 130 personas con sobrepeso moderado con intención de perder peso. 59 Al final de la prueba, no se apreciaron diferencias estadísticas significativas con respecto al peso o a la composición corporal entre los grupos. Los investigadores fueron capaces de mostrar los beneficios sólo recurriendo a maniobras estadísticas bastante complicadas.
En un tercer estudio, a 44 mujeres con sobrepeso se les suministró placebo o 400 mcg de cromo al día. 60 Todas las participantes fueron sometidas a un programa de ejercicio. Durante un periodo de 12 semanas, no se apreciaron diferencias entre los dos grupos con respecto al peso corporal, circunferencia de la cintura o porcentaje de grasa corporal. Un pequeño estudio doble ciego en mujeres de edad avanzada bajo entrenamiento de resistencia fracasó en descubrir evidencia de beneficios. 92 En general también fueron apreciados resultados negativos en otros pequeños estudios doble ciego. 61 - 66
Cuando los estudios a gran escala descubren resultados positivos y los pequeños no, esto con frecuencia indica que el tratamiento bajo estudio es sólo ligeramente efectivo. Esté podría ser el caso con el cromo utilizado como tratamiento para perder peso. 93

Prevención de la Enfermedad Cardíaca

La resistencia a la insulina, así como los niveles ligeramente elevados de azúcar en la sangre, parecen incrementar el riesgo de enfermedad cardíaca . 67 - 74 Los complementos de cromo podrían ayudar al mejorar la respuesta a la insulina y normalizar el azúcar en la sangre.
En apoyo a esto, un estudio observacional descubrió asociaciones entre un alto consumo de cromo y la reducción del riesgo de enfermedad cardíaca. 75

Temas de Seguridad

Aunque el nivel máximo de consumo tolerable exacto de cromo se desconoce, se cree que el cromo es seguro cuando es consumido en una dosis de 50 a 200 mcg al día. 88 Los efectos secundarios parecen ser raros.
Sin embargo, el cromo es un metal pesado y posiblemente podría acumularse y causar problemas si se toma en exceso. Existe un reporte de daño hepático, renal y de médula ósea en una persona que tomó de 1,200 a 2,400 mcg de cromo durante varios meses; en otro reporte, sólo 600 mcg durante 6 semanas fueron suficientes para provocar daño. 77,78 Tales problemas parecen ser algo raros y es posible que estas personas ya tuvieran problemas de salud que las predispusieran a dicha reacción. Se cree que el riesgo de intoxicación con cromo es mayor en personas que ya tienen enfermedad hepática o renal. 88
No obstante, basándose en estos reportes, es posible que la dosis descubierta de cromo más efectiva para personas con diabetes tipo 2 - 1,000 mcg al día - podría presentar algunos riesgos para la salud. Nosotros recomendamos supervisión médica antes de consumir más de 200 mcg de cromo al día.
También, tenga en consideración que si tiene diabetes y el cromo es efectivo, podría necesitar la reducción de su dosis en cualquier medicamento que utilice para la diabetes. 79 Se recomienda supervición médica.
Existen también varias preocupaciones acerca de un tipo de cromo en especial. El picolinato, ya que éste puede alterar los niveles de neurotransmisores. 89 Esto ha llevado a la preocupación entre algunos expertos de que el picolinato de cromo podría ser dañino para algunas personas con depresión , trastorno bipolar o esquizofrenia . 81 También existe un reporte de una grave reacción en la piel provocada por el picolinato de cromo. 80
Por último, también existen preocupaciones, aunque bastante teóricas e inciertas, de que el picolinato de cromo podría causar efectos adversos en el ADN. 82,90,91,94
El nivel máximo de consumo tolerable de cromo en las mujeres que están embarazadas o lactando, así como en las personas con grave enfermedad renal o hepática aún no ha sido establecido.

Interacciones de las que Debería Saber al Respecto

Si está tomando

References

1
Mertz W. Chromium in human nutrition: a review. J Nutr . 1993;123:626 - 633.
2
Mertz W. Chromium in human nutrition: a review. J Nutr . 1993;123:626 - 633.
3
Ravina A, Slezak L, Mirsky N, et al. Reversal of corticosteroid-induced diabetes mellitis with supplemental chromium. Diabet Med. 1999;16:164 - 167.
4
Seaborn CD, Stoecker BJ. Effects of antacid or ascorbic acid on tissue accumulation and urinary excretion of 51-chromium. Nutr Res . 1990;10:1401 - 1407.
5
Anderson RA, Cheng N, Bryden NA, et al. Elevated intakes of supplemental chromium improve glucose and insulin variables in individuals with type 2 diabetes. Diabetes . 1997;46:1786 - 1791.
6
Jovanovic L, Gutierrez M, Peterson CM. Chromium supplementation for women with gestational diabetes mellitus. J Trace Elem Med Biol. 1999;12:91 - 97.
7
Anderson RA, Polansky MM, Bryden NA, et al. Chromium supplementation of human subjects: effects on glucose, insulin and lipid variables. Metabolism . 1983;32:894 - 899.
8
Anderson RA, Polansky MM, Bryden NA, et al. Supplemental-chromium effects on glucose, insulin, glucagon, and urinary chromium losses in subjects consuming controlled low-chromium diets. Am J Clin Nutr . 1991;54:909 - 916.
9
Wilson BE, Gondy A. Effects of chromium supplementation on fasting insulin levels and lipid parameters in healthy, non-obese young subjects. Diabetes Res Clin Pract . 1995;28:179 - 184.
10
Bahijri SM. Effect of chromium supplementation on glucose tolerance and lipid profile. Saudi Med J. 2000;21:45 - 50.
11
Kaats GR, Blum K, Pullin D, et al. A randomized, double-masked, placebo-controlled study of the effects of chromium picolinate supplementation on body composition: a replication and extension of a previous study. Curr Ther Res . 1998;59:379 - 388.
12
Grant KE, Chandler RM, Castle AL, et al. Chromium and exercise training: effect on obese women. Med Sci Sports Exerc . 1997;29:992 - 998.
13
Trent LK, Thieding-Cancel D. Effects of chromium picolinate on body composition. J Sports Med Phys Fitness . 1995;35:273 - 280.
14
Bahadori B, Wallner S, Schneider H, et al. Effect of chromium yeast and chromium picolinate on body composition of obese, non-diabetic patients during and after a formula diet [in German; English abstract]. Acta Med Austriaca . 1997;24:185 - 187.
15
Clarkson PM. Effects of exercise on chromium levels. Is supplementation required? Sports Med . 1997;23:341 - 349.
16
Clancy SP, Clarkson PM, DeCheke ME, et al. Effects of chromium picolinate supplementation on body composition, strength, and urinary chromium loss in football players. Int J Sport Nutr. 1994;4:142 - 153.
17
Amato P, Morales AJ, Yen SS. Effects of chromium picolinate supplementation on insulin sensitivity, serum lipids, and body composition in healthy, nonobese, older men and women. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. 2000;55:M260 - M263.
18
Lukaski HC, Bolonchuk WW, Siders WA, et al. Chromium supplementation and resistance training: effects on body composition, strength, and trace element status of men. Am J Clin Nutr. 1996;63:954 - 964.
19
Hallmark MA, Reynolds TH, DeSouza CA, et al. Effects of chromium and resistive training on muscle strength and body composition. Med Sci Sports Exerc. 1996;28:139 - 144.
20
Kaats GR, Blum K, Fisher JA, et al. Effects of chromium picolinate supplementation on body composition: a randomized, double-masked, placebo-controlled study. Curr Ther Res. 1996;57:747 - 765.
21
Volpe SL, Huang HW, Larpadisorn K, et al. Effect of chromium supplementation and exercise on body composition, resting metabolic rate and selected biochemical parameters in moderately obese women following an exercise program. J Am Coll Nutr. 2001;20:293 - 306.
22
Guallar E, Jimenez J, van t' Veer P, et al. The association of chromium with the risk of a first myocardial infaction in men. The EURAMIC Study [abstract]. Circulation. 2001;103:1366.
23
Clarkson PM. Effects of exercise on chromium levels. Is supplementation required? Sports Med . 1997;23:341 - 349.
24
Joseph LJO, Farrell PA, Davey SL, et al. Effect of resistance training with or without chromium picolinate supplementation on glucose metabolism in older men and women. Metabolism . 1999;48:546 - 553.
25
Lefavi RG, Anderson RA, Keith RE, et al. Efficacy of chromium supplementation in athletes: emphasis on anabolism. Int J Sport Nutr . 1992;2:111 - 122.
26
Clancy SP, Clarkson PM, DeCheke ME, et al. Effects of chromium picolinate supplementation on body composition, strength, and urinary chromium loss in football players. Int J Sport Nutr . 1994;4:142 - 153.
27
Hallmark MA, Reynolds TH, DeSouza CA, et al. Effects of chromium and resistive training on muscle strength and body composition. Med Sci Sports Exerc . 1996;28:139 - 144.
28
Campbell WW, Joseph LJ, Davey SL, et al. Effects of resistance training and chromium picolinate on body composition and skeletal muscle in older men. J Appl Physiol . 1999;86:29 - 39.
29
Walker LS, Bemben MG, Bemben DA, et al. Chromium picolinate effects on body composition and muscular performance in wrestlers. Med Sci Sports Exerc . 1998;30:1730 - 1737.
30
Lukaski HC, Bolonchuk WW, Siders WA, et al. Chromium supplementation and resistance training: effects on body composition, strength and trace element status of men. Am J Clin Nutr . 1996;63:954 - 965.
31
Davis JM, Welsh RS, Alerson NA. Effects of carbohydrate and chromium ingestion during intermittent high-intensity exercise to fatigue. Int J Sport Nutr Exerc Metab . 2000;10:476 - 485.
32
Mertz W. Chromium in human nutrition: a review. J Nutr . 1993;123:626 - 633.
33
Press RI, Geller J, Evans GW. The effect of chromium picolinate on serum cholesterol and apolipoprotein fractions in human subjects. West J Med. 1990;152:41 - 45.
34
Abraham AS, Brooks BA, Eylath U. The effects of chromium supplementation on serum glucose and lipids in patients with and without non-insulin-dependent diabetes. Metabolism. 1992;41:768 - 771.
35
Lee NA, Reasner CA. Beneficial effect of chromium supplementation on serum triglyceride levels in NIDDM. Diabetes Care. 1994;17:1449-1452.
36
Anderson RA, Cheng N, Bryden NA, et al. Elevated intakes of supplemental chromium improve glucose and insulin variables in individuals with type 2 diabetes. Diabetes. 1997;46:1786 - 1791.
37
Roeback JR Jr, Hla KM, Chambless LE, et al. Effects of chromium supplementation on serum high-density lipoprotein cholesterol levels in men taking beta-blockers. A randomized, controlled trial. Ann Intern Med. 1991;115:917 - 924.
38
Anderson RA, Polansky MM, Bryden NA, et al. Chromium supplementation of human subjects: effects on glucose, insulin, and lipid variables. Metabolism. 1983;32:894 - 899.
39
Offenbacher EG, Rinko CJ, Pi-Sunyer FX. The effects of inorganic chromium and brewer's yeast on glucose tolerance, plasma lipids, and plasma chromium in elderly subjects. Am J Clin Nutr. 1985;42:454 - 461.
40
Preuss HG, Wallerstedt D, Talpur N, et al. Effects of niacin-bound chromium and grape seed proanthocyanidin extract on the lipid profile of hypercholesterolemic subjects: a pilot study. J Med. 2000;31:227 - 246.
41
Preuss HG, Wallerstedt D, Talpur N, et al. Effects of niacin-bound chromium and grape seed proanthocyanidin extract on the lipid profile of hypercholesterolemic subjects: a pilot study. J Med. 2000;31:227 - 246.
42
Roeback JR, Hla KM, Chambless LE, et al. Effects of chromium supplementation on serum high-density lipoprotein cholesterol levels in men taking beta-blockers. A randomized, controlled trial. Ann Intern Med. 1991;115:917 - 924.
43
Anderson RA, Cheng N, Bryden NA, et al. Elevated intakes of supplemental chromium improve glucose and insulin variables in individuals with type 2 diabetes. Diabetes . 1997;46:1786 - 1791.
44
Bahijiri SM, Mira SA, Mufti AM, et al. The effects of inorganic chromium and brewer's yeast supplementation on glucose tolerance, serum lipids and drug dosage in individuals with type 2 diabetes. Saudi Med J. 2000;21:831-837.
45
Ghosh D, Bhattacharya B, Mukherjee B, et al. Role of chromium supplementation in Indians with type 2 diabetes mellitus. J Nutr Biochem . 2002;13:690 - 697.
46
Davidson JR, Abraham K, Connor KM, et al. Effectiveness of chromium in atypical depression: a placebo-controlled trial. Biol Psychiatry . 2003;53:261 - 264.
47
Rabinowitz MB, Gonick HC, Levin SR, et al. Effects of chromium and yeast supplements on carbohydrate and lipid metabolism in diabetic men. Diabetes Care . 1983;6:319 - 327.
48
Trow LG, Lewis J, Greenwood RH, et al. Lack of effect of dietary chromium supplementation on glucose tolerance, plasma insulin and lipoprotein levels in patients with type 2 diabetes. Int J Vitam Nutr Res. 2000;70:14 - 18.
49
Jovanovic L, Gutierrez M, Peterson CM. Chromium supplementation for women with gestational diabetes mellitus. J Trace Elem Med Biol. 1999;12:91 - 97.
50
Ravina A, Slezak L, Mirsky N, et al. Control of steroid-induced diabetes with supplemental chromium. J Trace Elem Exp Med. 1999;12:375 - 378.
51
Ravina A, Slezak L, Mirsky N, et al. Reversal of corticosteroid-induced diabetes mellitis with supplemental chromium. Diabet Med. 1999;16:164 - 167.
52
Anderson RA, Polansky MM, Bryden NA, et al. Chromium supplementation of human subjects: effects on glucose, insulin and lipid variables. Metabolism . 1983;32:894 - 899.
53
Wilson BE, Gondy A. Effects of chromium supplementation on fasting insulin levels and lipid parameters in healthy, non-obese young subjects. Diabetes Res Clin Pract . 1995;28:179 - 184.
54
Anderson RA, Polansky MM, Bryden NA, et al. Supplemental-chromium effects on glucose, insulin, glucagon, and urinary chromium losses in subjects consuming controlled low-chromium diets. Am J Clin Nutr . 1991;54:909 - 916.
55
Bahijri SM. Effect of chromium supplementation on glucose tolerance and lipid profile. Saudi Med J. 2000;21:45 - 50.
56
Uusitupa MI, Mykkanen L, Siitonen O, et al. Chromium supplementation in impaired glucose tolerance of elderly: effects on blood glucose, plasma insulin, C-peptide and lipid levels. Br J Nutr . 1992;68:209 - 216.
57
Cefalu WT, Bell-Farrow AD, Stegner J, et al. Effect of chromium picolinate on insulin sensitivity in vivo. J Trace Elem Exp Med. 1999;12:71 - 83.
58
Kaats GR, Blum K, Fisher JA, et al. Effects of chromium picolinate supplementation on body composition: a randomized, double-masked, placebo-controlled study. Curr Ther Res. 1996;57:747 - 765.
59
Kaats GR, Blum K, Pullin D, et al. A randomized, double-masked, placebo-controlled study of the effects of chromium picolinate supplementation on body composition: a replication and extension of a previous study. Curr Ther Res. 1998;59:379 - 388.
60
Volpe SL, Huang HW, Larpadisorn K, et al. Effect of chromium supplementation and exercise on body composition, resting metabolic rate and selected biochemical parameters in moderately obese women following an exercise program. J Am Coll Nutr. 2001;20:293 - 306.
61
Grant KE, Chandler RM, Castle AL, et al. Chromium and exercise training: Effect on obese women. Med Sci Sports Exerc. 1997;29:992 - 998.
62
Trent LK, Thieding-Cancel D. Effects of chromium picolinate on body composition. J Sports Med Phys Fitness. 1995;35:273 - 280.
63
Clancy SP, Clarkson PM, DeCheke ME, et al. Effects of chromium picolinate supplementation on body composition, strength, and urinary chromium loss in football players. Int J Sport Nutr. 1994;4:142 - 153.
64
Amato P, Morales AJ, Yen SS. Effects of chromium picolinate supplementation on insulin sensitivity, serum lipids, and body composition in healthy, nonobese, older men and women. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. 2000;55:M260 - M263.
65
Lukaski HC, Bolonchuk WW, Siders WA, et al. Chromium supplementation and resistance training: effects on body composition, strength, and trace element status of men. Am J Clin Nutr. 1996;63:954 - 964.
66
Hallmark MA, Reynolds TH, DeSouza CA, et al. Effects of chromium and resistive training on muscle strength and body composition. Med Sci Sports Exerc. 1996;28:139 - 144.
67
Laws A, King AC, Haskell WL, et al. Relation of fasting plasma insulin concentration to high density lipoprotein cholesterol and triglyceride concentrations in men. Arterioscler Thromb. 1991;11:1636 - 1642.
68
Job FP, Wolfertz J, Meyer R, et al. Hyperinsulinism in patients with coronary artery disease. Coron Artery Dis. 1994;5:487 - 492.
69
Fontbonne A, Tchobroutsky G, Eschwege E, et al. Coronary heart disease mortality risk: plasma insulin level is a more sensitive marker than hypertension or abnormal glucose tolerance in overweight males. The Paris Prospective Study. Int J Obes. 1988;12:557 - 565.
70
Despres JP, Lamarche B, Mauriege P, et al. Hyperinsulinemia as an independent risk factor for ischemic heart disease. N Engl J Med. 1996;334:952 - 957.
71
Pyorala K, Savolainen E, Kaukola S, et al. Plasma insulin as coronary heart disease risk factor: relationship to other risk factors and predictive value during 9 1/2-year follow-up of the Helsinki Policemen Study population. Acta Med Scand Suppl. 1985;701:38 - 52.
72
Lamarche B, Tchernof A, Mauriege P, et al. Fasting insulin and apolipoprotein B levels and low-density lipoprotein particle size as risk factors for ischemic heart disease. JAMA. 1998;279:1955 - 1961.
73
Saydah SH, Loria CM, Eberhardt MS, et al. Subclinical states of glucose intolerance and risk of death in the U.S. Diabetes Care. 2001;24:447 - 453.
74
Haffner SM. The importance of hyperglycemia in the nonfasting state to the development of cardiovascular disease. Endocr Rev. 1998;19:583 - 592.
75
Guallar E, Jimenez J, van t' Veer P, et al. The association of chromium with the risk of a first myocardial infaction in men. The EURAMIC Study [abstract]. Circulation. 2001;103:1366.
76
Anderson RA, Bryden NA, Polansky MM. Lack of toxicity of chromium chloride and chromium picolinate in rats. J Am Coll Nutr. 1997;16:273 - 279.
77
Cerulli J, Grabe DW, Gauthier I, et al. Chromium picolinate toxicity. Ann Pharmacother . 1998;32:428 - 431.
78
Wasser WG, Feldman NS, D'Agati VD. Chronic renal failure after ingestion of over-the-counter chromium picolinate [letter]. Ann Intern Med . 1997;126:410.
79
Ravina A, Slezack L. Chromium in the treatment of clinical diabetes mellitus [translated from Hebrew]. Harefuah . 1993;125:142 - 145.
80
Young PC, Turiansky GW, Bonner MW, et al. Acute generalized exanthematous pustulosis induced by chromium picolinate. J Am Acad Dermatol. 1999;41(5 Pt 2):820 - 823.
81
Reading SA. Chromium picolinate. J Fla Med Assoc . 1996;83:29 - 31.
82
Speetjens JK, Collins RA, Vincent JB, et al. The nutritional supplement chromium(III) tris(picolinate) cleaves DNA. Chem Res Toxicol. 1999;12:483 - 487.
83
Vincent JB. Elucidating a biological role for chromium at a molecular level. Acc Chem Res. 2000;33:503-510.
84
Vincent JB. Quest for the molecular mechanism of chromium action and its relationship to diabetes. Nutr Rev. 2000;58:67-72.
85
Vincent, JB. The bioinorganic chemistry of chromium (III). Polyhedron . 2001;20:1-26.
86
Committee on Diet and Health. Diet and Health: Implications for Reducing Chronic Disease Risk. P384. National Research Council, Washington, D.C. 1989.
87
Livolsi JM, Adams GM, Laguna PL. The effect of chromium picolinate on muscular strength and body composition in women athletes. J Strength Cond Res. 2001;15:161-166.
88
Institute of Medicine. Dietary Reference Intakes for Vitamin A, Vitamin K, Arsenic, Boron, Chromium, Copper, Iodine, Iron, Manganese, Molybdenum, Nickel, Silicon, Vanadium, and Zinc. Washington DC: National Academy of Sciences; 2001.
89
Attenburrow MJ, Odontiadis J, Murray BJ, et al. Chromium treatment decreases the sensitivity of 5-HT(2A) receptors. Psychopharmacology. 2002;159:432-436.
90
Stearns DM, Silveira SM, Wolf KK, Luke AM. Chromium(III) tris(picolinate) is mutagenic at the hypoxanthine (guanine) phosphoribosyltransferase locus in Chinese hamster ovary cells. Mutat Res. 2002;513:135-42.
91
Hepburn DD, Vincent JB. In vivo distribution of chromium from chromium picolinate in rats and implications for the safety of the dietary supplement. Chem Res Toxicol. 2002;15:93-100.
92
Campbell WW, Joseph LJ, Anderson RA, et al. Effects of resistive training and chromium picolinate on body composition and skeletal muscle size in older women. Int J Sport Nutr Exerc Metab . 2002;12:125-135.
93
Pittler MH, Stevinson C, Ernst E. Chromium picolinate for reducing body weight: Meta-analysis of randomized trials. Int J Obes Relat Metab Disord. 2003;27:522 - 529.
94
Hepburn DD, Xiao J, Bindom S, et al. Nutritional supplement chromium picolinate causes sterility and lethal mutations in Drosophilamelanogaster. Proc Natl Acad Sci. U S A. 2003.

Revision Information