For more information, call: 573-331-3000

A-Z Health Topics


Return to Index

Colecistectomía: cirugía laparoscópica

(extirpación de la vesícula biliar; colecistectomía laparoscópica)

Haga clic aquí para ver una versión animada de este procedimiento.

Definición

La colecistectomía es la extirpación quirúrgica de la vesícula biliar. Este órgano se encuentra cerca del hígado. Almacena la bilis producida por el hígado. La bilis ayuda a la digestión alimentos grasos. La vesícula biliar libera bilis dentro de un sistema de conductos que conducen al intestino delgado.
Este procedimiento a menudo se realiza de forma laparoscópica. La laparoscopia es un tipo de cirugía que se realiza a través de pequeñas incisiones en el abdomen. Se colocan herramientas pequeñas y un laparoscopio (pequeña cámara) a través de las incisiones, lo que permite al médico el interior del estómago y realizar las tareas quirúrgicas. En algunos casos, el médico puede cambiar a una cirugía abierta . En una cirugía abierta, el médico realiza una incisión grande en el abdomen para realizar la cirugía.
Colecistectomía laparoscópica comparada con colecistectomía abierta
IMAGE
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Razones para realizar el procedimiento

Esta cirugía se realiza para extirpar una vesícula biliar enferma o lesionada. La lesión habitualmente es provocada por una infección o inflamación. El daño a menudo se debe a cálculos biliares , que son cristales de bilis que se pueden formar en la vesícula biliar. En algunos casos, estos cálculos se atascan en los conductos a través de los cuales fluye normalmente la bilis. Este bloqueo de los conductos puede dañar la vesícula biliar y el hígado.

Posibles complicaciones

Las complicaciones son poco frecuentes, pero ningún procedimiento está completamente libre de riesgos. Si está planificando someterse a una colecistectomía, el médico revisará una lista de posibles complicaciones, que pueden incluir:
  • Cálculos biliares que cayeron accidentalmente dentro de la cavidad abdominal
  • Sangrado
  • Infección
  • Daño a otras estructuras u órganos cercanos
  • Reacciones a la anestesia general
  • Coágulos sanguíneos
Algunos factores que pueden aumentar el riesgo de complicaciones incluyen:
  • Edad: 60 años o mayor
  • En el embarazo
  • Obesidad
  • Tabaquismo
  • Desnutrición
  • Enfermedad reciente o crónica
  • Diabetes
  • Problemas cardíacos o pulmonares
  • Trastornos de sangrado
  • Alcoholismo y consumo de drogas ilegales
  • Consumo de determinados medicamentos

¿Qué esperar?

Antes del procedimiento

El médico probablemente hará una o todas las siguientes pruebas:
  • Análisis de sangre para evaluar la función hepática
  • Ecografía para visualizar los cálculos biliares
  • Gammagrafía hepatobiliar: un estudio radiográfico en el cual se inyecta un producto químico en la vesícula biliar para crear imágenes del hígado, la vesícula biliar, los conductos y el intestino delgado
  • Otras exploraciones radiológicas para observar mejor la vesícula biliar
  • ECG y radiografía de tórax para asegurar que el corazón y los pulmones estén suficientemente sanos para tolerar las tensiones de la cirugía
Cómo prepararse para el procedimiento:
  • Hable con su médico acerca de los medicamentos que toma actualmente. Puede ser necesario interrumpir la administración de algunos medicamentos antes de realizar el procedimiento, tales como:
    • Aspirina u otros antiinflamatorios hasta una semana antes de la cirugía.
    • Medicamentos anticoagulantes, como warfarina (Coumadin)
    • Clopidogrel (Plavix)
  • Consiga que alguien lo transporte de su casa al lugar donde se practica el procedimiento y viceversa.
  • Consiga que alguien lo ayude en el hogar al regresar del hospital.
  • La noche anterior, coma una comida liviana. No ingiera ni beba nada después de la medianoche.
  • Puede ser que le administren algún laxante y/o un enema para vaciar sus intestinos.
  • Le pueden administrar antibióticos.
  • Es posible que le soliciten que se duche la mañana previa a la cirugía. También pueden proporcionarle un jabón antibacteriano especial.

Anestesia

Se utilizará anestesia general . Durante el procedimiento, usted estará dormido.

Descripción del procedimiento

Se realizarán cuatro aberturas pequeñas en el abdomen. Se bombeará dióxido de carbono en el abdomen para darle una mejor vista al médico.
El laparoscopio se insertará a través de una de las aberturas. Este instrumento obtiene imágenes de la vesícula biliar y el área circundante. Se insertarán instrumentos especiales a través de las pequeñas aberturas. Se utilizarán para sujetar la vesícula biliar y recortar la arteria principal y la vía. Se extirpará la vesícula biliar a través de una de las aberturas. Se puede inyectar material de contraste dentro de la vía para detectar cálculos. Se examinará detenidamente todo el abdomen para detectar cualquier posible problema. Se cerrarán las incisiones con unos pocos puntos de sutura o grapas. Se los cubrirá con vendas.
El médico podría colocar una sonda pequeña y flexible en la zona donde se extirpó la vesícula biliar. Esta sonda sobresaldrá del abdomen como una bombilla. Se usa para drenar cualquier líquido que pudiera acumularse durante los primeros días después de la cirugía. Generalmente, la sonda se retira en un lapso de una semana después de la operación.

Inmediatamente después de la cirugía

La vesícula biliar será analizada por un patólogo. Usted será trasladado a una sala para recuperarse, donde se lo controlará de cerca.

¿Cuánto durará?

Aproximadamente 30-60 minutos

¿Cuánto dolerá?

Es muy probable que sienta un poco de dolor después de la cirugía. La mayoría de los pacientes informan menos dolor con las pequeñas incisiones de la cirugía laparoscópica. El médico indicará que le administren analgésicos.

Hospitalización promedio

De 1 a 2 días

Cuidados después de la cirugía

En el hospital
  • Se lo controlará para detectar cualquier problema.
  • Necesitará medicamentos para las náuseas.
  • Es posible que le coloquen una sonda nasogástrica, que es un tubo que va desde la nariz hacia la garganta y el estómago. La sonda lo ayudará a drenar los líquidos y el ácido estomacal. No podrá comer ni beber nada hasta que se extraiga la sonda y se haya resuelto la sensación de náuseas. Continuará recibiendo líquidos y azúcar por vía intravenosa.
  • Una vez que pueda ingerir cosas por la boca, comenzará con una dieta líquida. La dieta evolucionará de alimentos suaves y blandos a una dieta normal.
En el hogar
La recuperación tarda aproximadamente tres semanas.
Cuando regrese a casa, haga lo siguiente para ayudar a asegurar una recuperación sin problemas:
  • Asegúrese de seguir las instrucciones del médico.
  • Además, tendrá un plan de alimentación y actividad física que lo ayudará a recuperarse. Seguir el plan favorecerá la recuperación.
  • El hígado se hará cargo de las funciones de la vesícula biliar. Algunas personas notan que tienen un poco más de dificultad para digerir alimentos con grasas, en especial durante el primer mes después de la cirugía.

Llame a su médico

Después de salir del hospital, comuníquese con su médico si se presenta cualquiera de las siguientes situaciones:
  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Enrojecimiento, hinchazón, aumento del dolor, sangrado excesivo o secreción en el sitio de la incisión
  • Tos, falta de aire, dolor en el pecho
  • Aumento del dolor abdominal
  • Dolor que no puede controlar con los medicamentos que se le administraron
  • Sangre en las heces
  • Náuseas o vómitos que no puede controlar con los medicamentos que le dieron después de la cirugía, o que continúan por más de dos días después de que le dieron de alta en el hospital
  • Distensión estomacal y gases durante más de un mes
  • Dolor, ardor, urgencia o frecuencia para orinar o sangre en la orina
  • Dolor o inflamación en los pies, las pantorrillas o las piernas
  • Orina oscura, heces de color claro, o evidencia de ictericia (coloración amarilla de la piel o de los ojos)
En caso de urgencia, llame al servicio de emergencias .

RESOURCES

American Gastroenterological Association http://www.gastro.org/

National Digestive Diseases Information Clearinghouse http://digestive.niddk.nih.gov/

CANADIAN RESOURCES

The Canadian Association of Gastroenterology http://www.cag-acg.org/

Canadian Digestive Health Foundation http://www.cdhf.ca/

References

About cholecystectomy: surgical removal of the gallbladder. American College of Surgeons. Medem website. Available at: http://www.medem.com/ . Accessed July 11, 2008.

Clayton ES, Connor S, Alexakis N, Leandros E. Meta-analysis of endoscopy and surgery versus surgery alone for common bile duct stones with the gallbladder in situ . Br J Surg . 2006;93:1185-91.

Gallbladder removal. Baylor College of Medicine Department of Surgery website. Available at: http://www.debakeydepartmentofsurgery.org/home/content.cfm?proc%5Fname=cholecystectomy&content%5Fid=272 . Accessed July 11, 2008.

Gallbladder surgery: laparoscopic cholecystectomy. University of California at Davis website. Available at: http://www.ucdmc.ucdavis.edu/surgery/specialties/gastro/gall.html . Accessed July 11, 2008.

Laparoscopic surgery: bile, duct, and gallbladder. New York University School of Medicine website. Available at: http://www.nyulaparoscopy.org/surgeries/gallbladder.html#stones . Accessed July 11, 2008.

Martin DJ, Wernon DR, Toouli J. Surgical versus endoscopic treatment of bile duct stones. Cochrane Database Syst Rev . Apr 2006;19(2):CD003327.

Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, et al. Sabiston Textbook of Surgery . 16th ed. Philadelphia, PA: WB Saunders; 2001;1076-1095.

What are the surgical procedures for gallstones and gallstone disease? University of California at Davis website. Available at: http://www.ucdmc.ucdavis.edu/ . Accessed August 16, 2003.

Revision Information